Flash tattoos, tatuarse la piel no tiene por qué ser para siempre

Pubicado el : 2 novembre 2016

Los flash tattoos son tatuajes temporales capaces de decorar tu piel en un abrir y cerrar de ojos y sin que tengas que llevarlos de por vida, se trata de tatuajes de 'quita y pon'. Este tipo de calcomanías se han convertido en uno de los accesorios ‘It’ del momento. Si tienes un concierto del nivel de Coachella, una cita especial donde quiertas deslumbrar o si quieres salir de fiesta con tus amigas y lograr que piel llame la atención más que nunca, la respuesta es usar este tipo de tatuajes temporales. 

Puedes elegir entre una amplia variedad de diseños, colores y tamaños aunque lo importante aquí es que seas atrevida y coloques la calcomanía en una zona de tu cuerpo donde te asegures que todo el mundo la vaya a ver. Los flash tattoos son el estandarte de la tendencia boho chic ya que son capaces de decorar la piel de una forma minimalista y hacen de los tatuajes dorados o plateados la máxima expresión decoren espalda, hombros, muñecas, dedos… ¡Hasta la cara!

Pero es que además de su variedad de diseños, la clave de su éxito se debe también a que son efímeros ya que puedes presumir de llevar un tatuaje y quitártelo a los días. Es muy fácil encontrar planchas de tatuajes temporales. Además, en cada una de ellas hay diferentes motivos para que no tengas que repetir tatuaje. Un día puedes optar por tatuajes de mandalas, otro por tiras geométricas doradas y plateadas o siempre puedes buscar patrones arábigos. ¡Todo es posible con los flash tattoos!

¿Dónde conseguir los Flash Tattoo?

En cada cajita de Beautiful Box, podrás encontrar una plancha de tatuajes exclusivos que hemos creado siguiendo las últimas tendencias del momento: ¡Suscríbete!

¿Cómo aplicar un flash tattoo?

Funcionan exactamente igual que una calcomanía así que sólo tienes que quitar el plástico que protege al tatuaje, colocar el diseño sobre tu piel y humedecer el papel con ayuda de un algodón empapado en agua hasta que veas que éste se desprende.  

Es importante que a la hora de colocar tu tatuaje temporal, te asegures de que tu piel esté tirante ya que sino el diseño quedará plegado. Existen diferentes formas de  eliminar un flash tattoo. Puedes utilizar un algodón impregnado el alcohol o quitaesmalte y frotar hasta eliminarlo. Otra forma es aplicando aceite o crema y dejando que el tatuaje los absorba, para luego retirarlo con ayuda de agua y jabón.

¿Cuánto suele durar un flash tattoo?

 Entre 1 y 2 semanas ya que están hechos para resistir al agua y al jabón. Si quieres que tu tatuaje temporal dure más, procura no cubrirlo y evita que esté en una zona donde pueda rozarse con la ropa. 

Prueba sobre tu piel todos los diseños que quieras y presume de flash tattoos siempre que te apetezca, se convertirán en una parte clave de todos tus outfits.


Añadir un comentario